El primero de los dos vuelos de Aerolíneas Argentinas llegó con 517.500 dosis de la vacuna rusa Sputnik V

Política

El primero de los dos vuelos de Aerolíneas Argentinas que traen desde Rusia nuevas partidas de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus arribó a las 19.53, con más de 517 mil dosis, mientras que en la mañana del domingo llegó un lote de 96 mil dosis de la vacuna china Sinopharm, que se suman a las 904 mil que ya están en Argentina desde el jueves último.

El avión que llegó por la tarde es la primera de las dos aeronaves Airbus 330-200 que partieron rumbo a la capital rusa el viernes, mientras que la segunda se encontraba aún en Moscú a la espera del proceso de carga de una partida más de vacunas.

La llegada de estas dosis de la Sputnik V se produce tras las gestiones que realizó la asesora presidencial Cecilia Nicolini, quien visitó hace una semana Moscú, ante la demora en las entregas de las dosis prometidas por parte del Kremlin. En el Gobierno argentino subrayaron que la conversación que mantuvieron el presidente Alberto Fernández y su par ruso, Vladimir Putin, por videoconferencia el 5 de febrero pasado también sirvió para destrabar la situación.

Desde principio de año, Aerolíneas Argentinas trabaja para acondicionar sus aeronaves y les está quitando los asientos, con el objetivo de ampliar la capacidad de carga. Las Sputnik V necesitan ser conservadas en unos contenedores especiales llamados thermobox con hielo seco o hielo en gel a una temperatura de entre 18 y 20 grados bajo cero.

En tanto, el segundo vuelo, que había partido de Ezeiza el último sábado a la 0.29, con demoras respecto al horario previsto inicialmente, y que aterrizó en Moscú a las 15.40 (hora argentina, 21.40 hora rusa), luego de 15.20 horas de vuelo, continúa en el aeropuerto moscovita y su arribo a Buenos Aires está previsto para este lunes.

A cargo de los vuelos hay 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, que se irán alternando al comando de la nave, a los que se suman 3 azafatas, 4 mecánicos, un responsable de rampa, uno de carga y uno de despacho, hasta totalizar 20 personas.

Tal como ocurrió con viajes anteriores a Moscú, los vuelos se concretan de forma directa -sin escalas técnicas-, bajo la denominación de «ferry», es decir, cuando la aeronave va vacía, sólo con su tripulación de cabina y técnicos de mantenimiento y carga, según el caso.